Domus Cordis: ayuda en la calidad humana, espiritual y emocional de los adolescentes

La Casa de Formación Domus Cordis, en Bahía de Caráquez (Ecuador), atiende a 17 jóvenes de entre doce y dieciséis años desde las 14:30h hasta las 20:00h, con horario de semi-internado, realizando a veces actividades extras como salidas y excursiones, o acompañándoles en sus campeonatos de fútbol del barrio. Los fines de semana es casa de acogida, en ella se albergan hasta 50 personas cómodamente.

De esta forma día a día se reúnen en esta casa de formación jóvenes de Bahía de Caráquez y de la parroquia de Leónidas Plaza. Son chicos que viven en su gran mayoría en situaciones precarias con familias disfuncionales y cuando llegan a la casa tienen conductas inapropiadas. Son chicos con falta de afecto en sus familias, no tienen el apoyo de sus padres, viven con sus madres o abuelas y tienen muchos hermanos. En ellos la alimentación familiar es escasa, el desayuno es pobre, el almuerzo no es equilibrado y hasta llegar a la Domus Cordis casi que no cenaban. Así nos lo cuenta Miryam Andrade, responsable de este centro.

“Me preocupo de que aquí se les atienda con un refrigerio y cena acorde a una dieta equilibrada… Son chicos traviesos pero muy buenos, querendones, ellos y sus padres están tranquilos de tenerlos con nosotros en este proyecto que ayuda en la calidad humana, espiritual y emocional de estos adolescentes” añade Miryam.

De esta forma, a lo largo de la semana los jóvenes realizan muchas actividades, “entre ellas las horas de estudio que son dos horas, siempre en el mismo horario, traen las tareas de sus colegios y nosotros con el equipo de apoyo escolar ayudamos en sus deberes diarios y lecciones. El estudio aún les cuesta porque antes no tenían la rutina de estudiar dos horas consecutivas, pero poco a poco van entrando en este ciclo”, indica Miryam, quien siente predilección por estos chicos.

Además, se les sirve un refrigerio siempre a las 16:30h con un descanso de 15 minutos para pasar a otra actividad como es la formación en valores, catequética, religión, charlas de motivación con diferentes expositores profesionales, Eucaristía que cada semana los diferentes sacerdotes de la Congregación Dehoniana nos acompañan, deportes, futbol, indoor, futbol, básquetbol y diferentes juegos que avivan sus destrezas, como el tenis de mesa, ajedrez, futbolín etc. O la proyección de películas con un mensaje importante para sus vidas, que los motive a crecer en la autoestima.

Estos chicos no tienen tiempo de aburrirse, porque también tienen talleres de guitarra y manualidades con materiales reciclables del entorno, en el tiempo libre hacen jardinería y limpieza de la casa y alrededor. “Salimos como actividad importante a visitar a nuestros ancianos, enfermos, personas vulnerables una vez al mes, para sensibilizarlos y que aprendan lo hermoso que es darse a los demás. Llevan ellos alimentos a las casas que visitamos, comparten la alegría, oraciones y cantos. En la casa de formación  evaluamos el encuentro” indica Miryam Andrade.

“A los jóvenes se les hace un seguimiento espiritual de la mano del guía espiritual encargado de la casa. Cuando es necesario me comunico con los padres de los chicos para trabajar en común sus deficiencias. Cada dos meses hacemos reuniones con los padres, oramos, vemos vídeos, realizamos con ellos varias actividades de cómo llevar a sus hijos en el camino de la adolescencia y otros, compartimos un refrigerio, celebramos sus cumpleaños con una fiesta y visita de sus familias…”

De este modo, un equipo formado por cuatro personas: el sacerdote encargado del proyecto, que acude a cosas puntuales, la profesora de inglés, el de matemáticas, y la propia Miryam como responsable trabajan día a día paa que estos adolescentes salgan adelante. Ella, como laica dehoniana, se encarga de defender, afianzar, sustentar, amar y respetar el proyecto,  “estaré siempre agradecida con el Superior provincial de la Provincia España, p. José Luis Munilla, al p. José Luis Domínguez, Superior del Distrito Ecuador y al p. Benjamín Ramos, por el apoyo, ánimo y fortaleza que me brindan para seguir en este camino del trabajo con jóvenes, me gusta trabajar con los adolescentes, de hecho ya el 15 de este mes cumplo 20 años de trabajo con niños y jóvenes en esta comunidad de sacerdotes dehonianos”.

Miryam nos cuenta cómo afectó el terremoto a sus instalaciones, “afectó partes de la estructura de la casa, como la fachada, puerta principal, pisos y paredes frisadas, que se han ido solucionando, aún nos falta pintar los exteriores. Tras la catástrofe la casa sirvió este tiempo de Albergue a unas monjitas y las instalaciones eran bodegas de alimentos y vituallas, lo que impedía que después del terremoto trabajásemos con los jóvenes. Muchas familias emigraron y tuvimos una baja considerable de chicos en nuestro proyecto. Pero eso no me desanimó y pasaba la voz en las misas, a los vecinos, amigos para que manden a sus hijos y conocidos”.

Cuando los chicos cumplen diecisiete se les deriva a los grupos juveniles parroquiales. “Estos jóvenes me trasmiten su alegría, la vitalidad, el entusiasmo. Me siento querida y respetada por ellos, confían en mí, me cuentan sus historias personales y familiares a tal punto de llorar juntos y buscar una salida a sus interrogantes y problemas. Les doy el cariño, afecto, el amor, la cercanía, ellos saben que en mí siempre encontraran la amiga que los aplaude o los reprende cuando es necesario”.

Miryam Andrade se siente afortunada porque cada día le reciben “con muchas muestras de cariño, abrazos interminables, flores que le colocan en la cabeza… son gestos de Dios, digo yo”.  “Ellos me enseñan a no inflar mi ego, a creer en un Dios amoroso, que me hace más humilde y más cercana a la vida de ellos lo que me hace llegar más fácilmente a sus familias en una estrecha amistad con sus padres y representados. Los jóvenes se sienten a gusto en la casa y no quisieran que hubiera días de descanso porque se lo pasan fenomenal en nuestras instalaciones…”

Deja un comentario

Header Layout

Navigation

Color Skin


Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar