Los niños de Bahía de Caráquez necesitan más apadrinamientos para tener una vida digna

Entrevistamos al P. Jonathan Martínez, responsable de Voluntariado y Apadrinamientos en Bahía de Caráquez, quien nos cuenta la importancia de este último proyecto. Gracias a las donaciones de los bienhechores, niños de esta localidad pueden vivir de una forma digna.

Este religioso dehoniano nos indica que les preocupa la lista de espera tan grande que hay, “constantemente vienen familias a la parroquia a preguntar sobre el proyecto y si es posible que su hijo/a sea apadrinado. Necesitamos incrementar las ayuda, ese es nuestro reto”.

-¿Cuándo comenzó el proyecto de apadrinamiento de niños en Bahía de Caráquez?

El primer proyecto social que se incentivó desde la llegada del P. Artemio, P. Ramón y el H. José María en 1997 para la refundación a Bahía fue el proyecto de apadrinamientos. Hubo una gran preocupación por los niños debido a los escasos recursos económicos de las familias para poder enviar a sus hijos a la escuela y que afectaba lógicamente a otros temas, como es alimentación y salud. Así que ellos fueron los que pusieron en marcha el proyecto de apadrinados buscando los padrinos en España y que pudieran ayudar a algunas familias.

-¿Cuántos niños hay apadrinados? ¿De qué edades?

En Bahía hay 127 niños apadrinados de entre 4 y 16 años. Los niños están distribuidos entre las comunidades del campo y los barrios del centro de la Parroquia Sagrado Corazón”.

 -¿En qué situación suelen vivir esos niños?

Los niños apadrinados son niños que tienen pocas posibilidades económicas. En algunos casos hay también niños que requieren de algún medicamento especial y se le ayuda con algo tan vital para su salud. Ha habido casos en los que los niños se han ido a vivir a otros lugares debido a la falta de trabajo que existe y en otros casos la ayuda recibida ha permitido que los niños tengan una mayor estabilidad económica.

-¿En qué consiste el proyecto de apadrinamientos? ¿Qué atención se les ofrece a los pequeños?

El proyecto intenta mejorar la calidad de vida del niño que no tiene los recursos necesarios para su desarrollo. Existe un grupo de 7 coordinadoras que se encargan de acompañar a las familias de los niños también a nivel espiritual, reuniéndose con ellas periódicamente.  La ayuda que se recibe por parte de los padrinos está canalizado en cuatro vías: alimentación, vestimenta, educación y salud.

-¿Cuál es el sentimiento de las familias hacia los padrinos?

De profundo agradecimiento por la ayuda que están recibiendo. Muchos de ellos expresan su deseo también de conocerles personalmente e incluso les invitan a que vengan a Ecuador a visitarles.

 

El P. Jonathan agradece a los padrinos su solidaridad, y reconoce el gran esfuerzo que en ocasiones realizan por permitir que el proyecto siga adelante. Gracias a estas acciones se logra mejorar la vida de los niños y de sus familias.

Apadrina a niños de Ecuador aquí.

Header Layout

Navigation

Color Skin


Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar