Pescadores de Kerala afectados por el ciclón Ockhi

El diciembre el ciclón Ockhi golpeó a Kerala (India) y la falta de información hizo que muchos pescadores locales quedarán atrapados en el mar por no estar advertidos, habiendo gran cantidad de desaparecidos. Los pescadores expresaron su enojo por la falta de advertencia de la tormenta pendiente, también estaban enfadados porque a pesar de que los informes meteorológicos predijeron un ciclón, no se hizo ningún esfuerzo para transmitir esta información a los pescadores.

Muchos de nuestros hermanos Dehonianos en la India han viajado a la zona donde tantas familias han perdido a padres, hijos, maridos…, para tratar de paliar, en la medida de lo posible tanto dolor.

Hoy trascribimos el desolador testimonio de Arul Dasan, un joven pescador que vivió el ciclón en primera persona.

 

“Soy Arul Dasan, de 34 años, amigo del Padre Antony Alex SCJ, de la misma parroquia de la Iglesia de San Juan Bautista, Poothurai de la Archidiócesis de Trivandrum, que se encuentra bajo el distrito de Kanyakumari en Tamil Nadu. Me gustaría compartir con ustedes mi terrible experiencia y mi testimonio personal durante Ciclón Ockhi.

Permítanme comenzar con una pregunta: “¿Por qué Señor nos trataste así? ¿Por qué esta acción despiadada? ¡Injusto! ¿Por qué la naturaleza nos ha hecho esta injusticia al enviar a un ladrón para que nos trague vivos?

Mis queridos padres y hermanos, soy pescador de nacimiento, he estado pescando durante 25 años. Soy un experto en leer los signos de la naturaleza, su cielo, su sol, su luna y sus estrellas. Con estos apoyos, puedo hacer mi pesca. Pero hoy dependemos más de las tecnologías modernas: GPS, eco-sonido y sistemas inalámbricos para la pesca. Hoy construimos nuestros barcos más grandes, unos pocos pescadores van juntos y permanecen en el mar de acuerdo con la capacidad de captura.

El 26 de noviembre, el día siguiente a la solemnidad de Cristo Rey, los diez pescadores fuimos por uno de nuestros grandes barcos de pesca para pescar cerca de nuestro puerto, Thengapattanam, con la colaboración de otros dos barcos. Como no pescamos nada, fuimos muy lejos a una distancia de 100 a 110 millas náuticas. Sucedió el 29 de noviembre muy temprano alrededor de las 2:00 p.m. hubo un fuerte viento, lluvia y las nubes se oscurecieron, no pudimos ver nada y el viento se volvió más fuerte y salvaje y luego se convirtió en un ciclón.

Lo que fue sorprendente e impactante para mí fueron las grandes y gigantescas olas que comenzaron a aparecer en esta profundidad oceánica que nunca he experimentado en mis 25 años de pesca. ¿Cómo podrían aparecer las olas en las aguas profundas? Entonces pensé que algo extraño iba a suceder. Justo cuando estaba pensando esto, una ola pesada golpeó mi bote y destruyó el motor y el motor se detuvo. Ahora comenzamos a perder la esperanza de volver a casa. No pudimos ver nada y pedimos auxilio, “Señor venga a nuestro rescate” (Salmo 70: 1) solo orando juntos y anhelando que el Señor venga (1 Pedro 4: 7) finalmente, el Señor escuchó nuestras oraciones (Salmo 66:17) vinieron otros pescadores que nos ayudaron y ataron nuestro bote y lo llevaron a la orilla.

En situaciones como esta, cada uno piensa en su propia vida. Todos quieren escapar y sobrevivir. Pero tengo que apreciar y estar agradecido a mis amigos. Mientras nos dirigíamos hacia la tierra vimos en el camino tantos barcos y madera contrachapada flotando y hundiéndose en el agua y los pescadores simplemente colgando y gritando pidiendo ayuda. En nuestro bote recogimos a un hombre del agua que estaba nadando durante dos días y salvó la vida. Hubo muchas otras visiones dolorosas. Finalmente, el cuarto día llegamos a tierra en la playa de Chellanam en Kerala y enviamos mensajes a nuestras familias. Inmediatamente, los rescatadores de Kerala nos llevaron a su hospital y nos atendieron, al día siguiente nos enviaron a casa.

Sobrevivimos, pero no estamos felices aún, porque muchos de nuestros amigos y compañeros de trabajo aún no han regresado. Y muchos hermanos jóvenes, amigos, parientes y vecinos perdieron la vida. Y nuestro sustento: nuestros materiales de pesca, costosos barcos de madera contrachapada y redes destruidas y comidas por el mar. Mi gobierno de Tamil Nadu no ha tomado ninguna acción justa para rescatar. Si el Gobierno hubiera tomado las medidas inmediatas y hubiera enviado a la Guardia Costera a la recusación, tal vez se habrían salvado muchas más vidas, pero fallaron y no reconocieron la vida de los pescadores como valiosa, porque son de clase baja y carecen de educación.

Es una injusticia despiadada y nosotros los pescadores vivimos indefensos, sin esperanza y abandonados. ¿Qué han hecho los pescadores contra Dios que no hay ayuda de ningún lado? ¿Está mal que nacimos como pescadores? Ahora, en todos lados escuchamos gritos, llantos y luto por sus seres queridos. Con la esperanza aún esperan a que cientos vuelvan. No podemos ir a pescar a menos que todos vuelvan. Nuestra oración a Dios hoy es que, “Oh Dios, toma todo de nosotros, pero dales a nuestros seres queridos, y vivamos pacíficamente”. Hoy tenemos miedo de seguir pescando y esperando que venga otro desastre natural y nos trague vivos, porque no hay apoyo del gobierno. Para empeorar las cosas, piden que el cadáver sea testigo de su muerte antes de que brinden apoyo financiero. Por un lado, está el dolor de las personas y cosas perdidas y, por otro lado, no hay apoyo de ningún lado. Finalmente, nos acercamos a Dios, repitiendo la misma pregunta: “¿Por qué hizo esta injusticia el Señor a sus hijos? Mi querido OKHI, ven y tráganos vivos … no hay esperanza de vivir”.

 

Header Layout

Navigation

Color Skin


Utilizamos cookies de terceros que analizan de forma estadística el uso que hace de nuestra web para mejorar nuestros contenidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar