Yamile Saleh: “El gobierno venezolano ha dejado un pueblo muriéndose de hambre”

Yamile_Saleh_Venezuela
A Yamile Saleh le cambió la vida en septiembre de 2014, cuando su hijo, Lorent Saleh, activista de Derechos Humanos y premio Sajarov en 2017, fue deportado de Colombia y entregado a funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN).

Así comenzó su pesadilla en Venezuela, ya que su hijo permaneció 4 años encerrado. Estuvo los primeros 26 meses en un lugar llamado «La Tumba», en una celda bajo tierra de 2x3m, sin luz natural y a una temperatura de 8 grados. Después pasó a «El Helicoide». Finalmente, el 12 de octubre de 2018 Lorent Saleh fue desterrado y enviado a España.

Estos cuatro años han sido muy complicados para Yamile, pero ella no se ha dado nunca por vencida, a pesar de los problemas siempre se ha vuelto a levantar con más fuerza si cabe para defender la inocencia de su único hijo.

Yamile no pierde la cuenta, “fueron 4 años, un mes y una semana, y han sido los peores años de mi vida, pero gracias a Dios, a la Fe y a la esperanza que nunca la perdí, al final se logró la libertad para mi hijo a pesar de estar luchando contra ese monstruo que es el Gobierno Venezolano. Tengo la fe y certeza de que estos momentos son los días próximos a la libertad y que va a llegar la luz para nuestro país”.

“Actualmente en Venezuela no hay medicinas ni alimentos. Siendo el país más rico de Latinoamérica no hay fuentes de trabajo y estamos viviendo en extrema necesidad. Son miles de venezolanos los que huyen por la frontera, por tierra, aire o mar, para encontrar lo que es prioridad para un ser humano, y tienen que marchar caminando porque no tienen ni para pagar el transporte. Yo he visto a la gente sacar comida de la basura y llevársela a la boca directamente, no me lo tienen que contar, lo he visto” señala Yamile.

Y es que Yamile Saleh lo tiene claro, “el gobierno venezolano se ha apoderado de nuestro país, de nuestra riqueza, y ha dejado un pueblo muriéndose de hambre”.

Aún recuerda Yamile los malos momentos que vivió en su país, y cómo los Dehonianos le brindaron su apoyo. “Encontré en Venezuela a los Dehonianos en el momento más difícil de mi vida. Ellos me acogieron y acompañaron. Ellos fueron como mi familia. El P. Carlos Luis Suárez, actual Superior General de la Congregación, y el P. Alejandro Iglesias, Superior Regional, fueron como mis hermanos. Ellos me dieron la fuerza para seguir, me vieron llorar, me vieron reír, me vieron sufrir… y también me vieron en la felicidad cuando le dieron la libertad a mi hijo, que es mi libertad”.

Yamile se siente muy agradecida a los Dehonianos, tanto de Venezuela como de España, quienes les están apoyando en este tiempo. “Las campañas que se están desarrollando desde Haz Latir el Corazón del Mundo me parecen una idea muy buena porque granito a granito sumamos y podemos llevar medicinas a Venezuela donde no hay ni pastillas para el dolor de cabeza, y ayudar a las familias. Los venezolanos se lo agradecemos de todo corazón”.

Header Layout

Navigation

Color Skin


Utilizamos cookies de terceros que analizan de forma estadística el uso que hace de nuestra web para mejorar nuestros contenidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar