El ciclón Idai golpea el sureste de África

Mozambique

El ciclón Idai ha arrasado en estos últimos días el sureste de África, provocando una situación dramática sin precedentes. El ciclón ha arrasado con casi la totalidad de ciudades como Beira (Mozambique), la segunda más grande del país.

Compartimos una carta del Arzobispo de Beira, D. Claudio dalla Zuanna, scj. (Fuente: www.dehon.it)

“Queridos amigos,

El frágil tejido urbano y social de la ciudad de Beira y el área a lo largo del llamado “corredor de Beira”, donde viven aproximadamente un millón de personas, fue sacudido por un huracán de fuerza 4 en la noche entre el jueves 14 y el viernes 15 de marzo. Una escala de 5, con vientos alrededor de 200 km por hora. En la ciudad: edificios abiertos y ventanas destrozadas, árboles arrancados o rotos, torres eléctricas y antenas telefónicas destrozadas, en las afueras muchas casas demolidas. Las víctimas que conocemos son varias docenas, pero es difícil tener datos exactos porque las redes telefónicas no funcionan y el estado no tiene la capacidad de recopilar datos.

Desde el jueves no hay electricidad, ni agua, ni comunicaciones telefónicas, e incluso la única carretera que une la ciudad con el resto del país ha sido interrumpida por el agua. Este mensaje es posible gracias a una antena telefónica restablecida en el área del aeropuerto, que permaneció cerrada durante tres días.

El único quirófano en toda la región, el del hospital central, ha sido inundado, por lo que quedó inoperativo. Escuelas cerradas indefinidamente. La mayoría de las aulas escolares tienen techos de hojalata, y prácticamente todas han sido destruidas. La diócesis tiene escuelas en esta área para más de 9.000 estudiantes.

La comida para muchas familias ya es una emergencia, incluso en la ciudad, a precios más elevados, las existencias son limitadas porque se han destruido muchos almacenes y tiendas y por lo tanto se han perdido alimentos.

Y… sigue lloviendo. Además las casas están sin techo y, por lo tanto, todas expuestas a la lluvia. Algunos ríos, alimentados por las lluvias del ciclón en las zonas interiores y en el vecino Zimbabwe, están desbordados.

De las 25 parroquias que tenemos en esta área, prácticamente todas ellas sufrieron daños más o menos graves. Tres iglesias fueron literalmente arrasadas. Daños también a las casas de los sacerdotes que trabajan en estas parroquias, al seminario (estábamos terminando de construir el refectorio y la capilla), a la radio diocesana y a muchas otras estructuras diocesanas. Incluso mi casa, donde también funcionan las oficinas de la curia, está completamente descubierta y, por lo tanto, el primer piso, el de las habitaciones se ha mantenido abierto al cielo y, por lo tanto, a la lluvia. Nos hemos “refugiado” en la planta baja, pero el agua bajaba por las escaleras y goteaba del techo en muchas partes.

No hay mucho que se pueda hacer en este momento. Los almacenes con material para cubrir las casas, a pesar de los precios “retocados” para la ocasión, vendieron todo en dos días. Incluso con el material disponible, habrá trabajo durante meses para los pocos trabajadores calificados disponibles. Estamos tratando de recopilar datos para hacer una lista de los daños al menos al nivel de las estructuras, para despejar los patios de árboles caídos y escombros que caen de los techos.

Es sorprendente que con este escenario, cuando a alguien se le pregunta cómo está, generalmente responde con una sonrisa: “bien”. En los suburbios, donde las casas son muy precarias, todos los platos volados desde los techos han sido recolectados y todos han tratado de hacer un pequeño refugio para su familia, quizás colocando un par de hojas en las dos únicas paredes restantes de lo que llamó su hogar.

Yo también digo, “estoy bien”. Tratamos de enfrentar lo que viene todos los días, al menos esperando que deje de llover.

Saludos a todos”

D. Claudio dalla Zuanna, scj

Arzobispo de Beira (Mozambique)

 

 

Header Layout

Navigation

Color Skin


Utilizamos cookies de terceros que analizan de forma estadística el uso que hace de nuestra web para mejorar nuestros contenidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar