Inundaciones en Alberdi (Paraguay)

inundaciones_Alberdi

En algunos lugares de Paraguay se está viviendo una situación crítica debido a las lluvias y con ello a la crecida del río Paraguay que afecta a muchas localidades de la zona sur del país. Entre esas localidades está la ciudad de Alberdi, lugar donde está situada una comunidad Dehoniana, y donde se lleva cabo la misión de la Congregación.

Alberdi es una pequeña ciudad de unos 9 mil habitantes, rodeada por el río Paraguay en su mayor parte y que, al subir el nivel del río, queda incomunicada con las otras ciudades del país, siendo su único medio para llegar la lancha. Alberdi está dentro del departamento de Ñeembucu, que ha sufrido los embates de la naturaleza en estas últimas semanas viéndose afectadas muchas familias que lo han perdido todo.

En Alberdi hay cerca de 450 familias que están en situación de riesgo por la crecida del río ya que la mayoría de ellas viven en zonas campesinas y el agua del río ha dejado la mayor parte de las viviendas bajo el agua. Este dato de las familias es en base a un censo que se ha efectuado estos días pasados para conocer la situación de cada una de ellas y poder ayudar de manera más personalizada.

La respuesta por parte de las autoridades civiles es deplorable, no hay un compromiso que ayude a estas familias que están en situación de riesgo. Ante tal necesidad, hemos empezado a movilizar una campaña de recogida de alimentos para ayudar a las familias damnificadas y aisladas de esta ciudad. Desde un primer momento fueron convocadas personas que apuestan por el bien común y es con ellos con los que se está trabajando.

Nuestra campaña se llama “Unidos somos más” y gracias a Dios ha repercutido en la población alberdeña e incluso a nivel nacional. Se trata de un grupo de personas de tres grupos diferentes como representantes de la Iglesia parroquial, jóvenes del movimiento “Misioneros de la sal, testigos de la luz” y jóvenes del grupo “Reforestando Esperanza” coordinado por un hermano evangélico que se llama Jorge Ortiz. Está siendo una experiencia y un testimonio de vida para los demás muy bonito.

Se está trabajando de manera imparable, pero también faltan recursos para poder llegar a todas las 450 familias con algo de comer por lo menos. Alberdi desde hace casi un año está viviendo una situación económica muy mala y ahora con todo esto la situación se empeora aún más. La gente nos ha ayudado y nos sigue ayudando, pero la necesidad es mucho más grande…

No lo olviden, “Unidos somos más”. Gracias.

Humberto Hidalgo, scj

Header Layout

Navigation

Color Skin


Utilizamos cookies de terceros que analizan de forma estadística el uso que hace de nuestra web para mejorar nuestros contenidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar